Locomotoras

Volver a la página principal    Estaciones    Itinerario

Todas las fotografías y textos contenidos en este apartado pertenecen al libro: El ferrocarril de Valladolid a Medina de Rioseco "Tren Burra" de Godofredo Garabito Gregorio.

Las máquinas de vapor eran la cabeza del ferrocarril que cumplieron su misión con esmero, hoy se conserva una de ellas, tal cual vino de Manchester en la Plazuela de San Bartolomé, como un monumento vivo al tren de los Torozos. Y como tal cabeza, tuvieron sus nombres que hoy recordamos. La número uno "Valladolid", la dos "Zaratán", la tres "Villanubla", la cuatro "La Mudarra", la cinco "Valverde de Campos" y por fin, la seis "Medina de Rioseco", cada una como las estaciones de su trayecto.
Las máquinas fueron construidas en 1884 por Sharp Stewart, formando parte de la serie 6, tipo 0-2-0T de vía métrida. Aparte de estas pequeñas locomotoras la empresa compró en 1910 otras dos, tipo 0-3-0T a la casa belga St. Leonard, y otra de ocasión, tipo 0-3-1T en 1920 al ferrocarril de Olot a Gerona. Entre 1911 y 1913 las máquinas adquiridas serían de fabricación nacional, compradas a La Maquinista Terrestre Marítima, 13 máquinas del tipo 1-3-0T. Las seis primeras máquinas que poseían nombre propio llevaban como números de fabricación los siguientes: 3094, 3093, 3231, 3232, 3250 y 3251. Todas ellas prestaron un largo servicio en el tren de Rioseco, una de ellas, como ya mencionamos, con el nombre de la estación de destino, "Rioseco", se encuentra restaurada bajo la dirección de Salvador Barrios en la plazuela de San Bartolomé, antigua estación del ferrocarril.